Mediante el Decreto Ejecutivo No. 145 de 1 de mayo de 2020, se suspende por el término que dure el Estado de Emergencia Nacional por el Covid-19, los trámites de los procesos de lanzamiento y desalojo de bienes inmuebles (destinados al uso habitacional, establecimientos comerciales, uso profesional, actividades industriales y docentes), sin distinción del canon y faculta al Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MIVIOT) para conocer de todos los contratos de arrendamiento de cualquier tipo.

En el caso de los contratos de arrendamiento que terminen durante el período en que se encuentren suspendidas las medidas de lanzamiento y desalojo; los mismos se extenderán, manteniendo las mismas condiciones contractuales, por el período de la vigencia de este Decreto Ejecutivo.

Mientras dure el estado de emergencia nacional y hasta 2 meses después de levantada esta medida, se ordena el congelamiento de cánones de arrendamiento, cláusulas de incrementos, penalización por terminación contractual unilateral.

Los Acuerdos por motivo de conflictos, tendrán una duración de hasta 2 años a partir de su registro en la Dirección General de Arrendamiento.

En caso de suspensión de servicios (agua, gas, electricidad y otros) serán penalizados de acuerdo a la Ley 93 de 4 de octubre de 1973.